Bioimpedancia

La BIA Avanzada es sinónimo de precisión. fiabilidad. eficacia.

Hoy en día, la bioimpedancia es capaz de satisfacer los requisitos de precisión y reproducibilidad de los campos médicos y científicos.


¿Qué es la Bioimpedancia?

La bioimpedancia es la capacidad de los tejidos de presentar una resistencia al paso de la corriente eléctrica, esta oposición depende de la concentración de agua de los tejidos y a la dimensión de estos. La bioimpedancia asigna valores cuantitativos a los distintos componentes corporales cuya suma es igual al peso del paciente.

El análisis se basa en el modelo de cuatro compartimentos, modelo que asume que el cuerpo está formado por cuatro elementos: agua, proteínas, minerales y grasa. El Análisis de Composición Corporal significa determinar la cantidad de cada componente corporal y su proporción en el organismo.

Pequeños cambios en la composición corporal actúan como un indicador del estado de salud. Si en el organismo ocurren situaciones fuera de lo normal, mediante el análisis se pueden detectar, y basándose en el diagnóstico, se pueden prescribir tratamientos personales.

 

bioimpedancia y composición corporal

Cuando se somete a una corriente alterna, el cuerpo puede ser considerado como un circuito con dos componentes diferentes:

  • Componente resistiva: la electricidad fluye a través del plasma intersticial
  • Componente capacitiva-resistiva: la electricidad fluye a través de las membranas y el líquido intracelular.

E.C. Hoffer y colaboradores demostraron científicamente en 1969 que el agua corporal total se correlacionaba con la impedancia de manera inversamente proporcional y con el cuadrado de la altura de manera directamente proporcional. (Imagen: Journal of Applied Physiology, Vol. 27, No. 4, October, 1969.)

Esta correlación hizo posible la determinación del agua corporal de un individuo a partir de medidas de impedancia y también la determinación de la masa magra debido a la relación del 73% entre la masa magra y su contenido de agua. Con la ayuda de la fisiología, la proporción de minerales y proteínas puede ser correctamente estimada y confirmada a través de otras técnicas consideradas como “patrón de oro”, DEXA por ejemplo. Una vez determinada la masa libre de grasa se considera masa grasa al resto de la masa total.

A partir de este hito histórico se desarrollan equipos de bioimpedancia, que hoy en día se denominan tradicionales, y que contaban con una serie de características limitantes:

  • Consideran el cuerpo humano como un único segmento
  • Poseen una sola frecuencia
  • Necesitan correcciones empíricas

Estas características hacen de la bioimpedancia “tradicional” una técnica incompatible con la investigación y sus necesidades de repetibilidad y reproducibilidad y ha relegado a estos equipos al sector doméstico.

Una serie de avances han permitido a la bioimpedancia superar estos problemas y ser utilizada en investigación, estos han sido:

  • Adopción de un modelo segmental correcto: en 1992 Kushner propuso un modelo de 5 cilindros, debido a que el tronco presenta una impedancia muy baja debido a su gran sección, pero representa el 50% de la grasa corporal. Esto obliga a medir cada parte separadamente.
  • La Bioimpedancia Multifrecuencia: en todos los circuitos de corriente alterna compuestos por resistencias y condensadores, como los tejidos humanos, la impedancia será más baja cuanto más alta sea la frecuencia de la corriente. Fisiológicamente esto significa que las corrientes de alta frecuencia pueden atravesar la membrana celular. La correcta combinación de corrientes de baja y alta frecuencia habilita la medición del agua extra e intra-celular y la obtención de un diagnóstico detallado. Convierte a la bioimpedancia en utilizable por personas obesas y de edad avanzada.
  • Electrodos multipolares: solución patentada por InBody que segrega los puntos de contacto de medición de voltaje y corriente e incrementa la reproducibilidad al fijar la posición de los puntos de medida.
  • Método validado y sin estimaciones empíricas: la suma de estas innovaciones resulta en un equipo validado frente al estándar DEXA (patrón de oro). Lo cual elimina la necesidad de datos empíricos para la corrección de los resultados obtenidos.


Historia deL MÉTODO BIA